Editar el contenido

¿Cómo puedo echar a un okupa de una casa heredada?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Es una situación difícil de encarar cuando hemos recibido una herencia y descubrimos que alguien okupa una de las propiedades, en este caso una casa. Afortunadamente, el contexto legal español nos ofrece algunas herramientas para afrontar esta situación, a continuación, explicamos los pasos que hay que seguir para echar a un okupa de una casa heredada.

Identificar al okupa

Antes de emprender cualquier acción legal es necesario identificar al okupa, es decir, averiguar quién es y obtener los datos de la persona. Esto se puede hacer de forma directa, preguntando y solicitando los documentos, o también a través de una demanda judicial para obtener esta información.

Notificar al okupa

Una vez identificado, el siguiente paso es notificar al okupa de la situación. Esto se puede realizar de diferentes formas, bien sea a través de una notificación por correo postal o por una notificación judicial. La notificación debe contener información sobre el hecho de que se ha heredado la propiedad al que okupa, así como que se ha iniciado un proceso para desalojarlo.

Artículo 10.1 de la Ley de Propiedad Horizontal

En caso de que el okupa se resista a dejar la propiedad, el siguiente paso es presentar una demanda judicial. Esta demanda debe hacer referencia al Artículo 10.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, el cual establece que el propietario legítimo de la propiedad puede exigir a un tercero que desaloje la misma.

Solicitar una orden de desalojo

Una vez presentada la demanda, un juez emitirá una orden de desalojo. Esta orden es un documento oficial en el que se establece un plazo para que el okupa abandone la propiedad. Si el okupa no cumple con el plazo establecido, el juez puede ordenar la presencia de una fuerza policial para desalojarlo.

Recuperar la propiedad

Una vez que el okupa abandone la propiedad, el propietario legítimo puede proceder a recuperarla. Esto se realiza mediante una serie de trámites legales, entre los que destacan el cambio de titularidad y la solicitud de copias de los documentos oficiales.

Gestión de los daños

Finalmente, una vez recuperada la propiedad es importante tomar medidas para gestionar los daños causados por el okupa. El propietario debe presentar una demanda judicial para solicitar el pago de los daños causados, así como el pago de los costes legales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Consúltanos por chat, te respondemos
en menos de 10 segundos

Publicaciones Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Octavio Viera - Abogado

Estamos en redes sociales

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
abrir whatsapp
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?