Editar el contenido

¿Es un delito recibir dinero robado?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

En España, la respuesta a esta pregunta depende de la situación y del contexto en el que se produzca el hecho. De acuerdo con la legislación vigente, recibir dinero robado puede ser considerado un delito en algunos casos.

¿Qué dice la ley?

De acuerdo con el Código Penal español, el artículo 249 establece que recibir dinero robado es un delito de apropiación indebida. Esto significa que si una persona recibe dinero robado con la intención de beneficiarse con el mismo, puede ser acusado de un delito. La pena prevista para este delito varía desde seis meses a cuatro años de prisión, dependiendo de la cantidad de dinero robado.

Además, el artículo 250 del Código Penal español establece que la persona que reciba dinero robado con la intención de devolverlo a su propietario original, o con la intención de entregarlo a la autoridad competente, no será considerado culpable de un delito. Sin embargo, esta excepción aplica únicamente si la persona recibe el dinero robado antes de que la autoridad competente sea notificada sobre el hecho.

¿Qué pasa con el encubrimiento?

Además de ser castigado por el delito de apropiación indebida, una persona que recibe dinero robado también puede ser acusada de encubrimiento si ayuda a ocultar la identidad del ladrón. Esto se establece en el artículo 544 del Código Penal español, que establece que cualquier persona que encubra, ayude o facilite la comisión de un delito será acusado de encubrimiento.

En este caso, la pena prevista para el encubrimiento es de un año a cuatro años de prisión, dependiendo también de la cantidad de dinero robado.

¿Qué pasa con los receptores de dinero robado?

De acuerdo con el artículo 545 del Código Penal español, una persona que recibe dinero robado con la intención de devolverlo a su propietario original o entregarlo a la autoridad competente no será considerada culpable de ningún delito. Esta disposición protege a los receptores inocentes de dinero robado, ya que no serán acusados de ningún delito si actúan de buena fe.

Sin embargo, esta excepción no aplica si la persona recibe el dinero robado con intención de beneficiarse con el mismo. En este caso, la persona será acusada de apropiación indebida, ya que la intención de beneficio personal está claramente prohibida por la ley.

¿Qué pasa con los cómplices?

Además de recibir dinero robado, una persona también puede ser acusada de cometer un delito si ayuda o facilita la comisión del delito. Esto se establece en el artículo 250 del Código Penal español, que establece que una persona que facilite, ayude o encubra la comisión de un delito será considerado culpable del mismo.

En este caso, la pena prevista para los cómplices es la misma que para el ladrón, ya que la ley considera que el cómplice contribuyó al delito al ayudar o facilitar su comisión.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Consúltanos por chat, te respondemos
en menos de 10 segundos

Publicaciones Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Octavio Viera - Abogado

Estamos en redes sociales

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
abrir whatsapp
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?