Editar el contenido

¿Qué es el silencio administrativo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El silencio administrativo es una situación en la que una persona o empresa presenta una solicitud o petición a una autoridad administrativa y recibe una respuesta, o ausencia de respuesta, después de un periodo de tiempo especificado. La normativa jurídica española recoge este concepto en el artículo 47 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

¿Cuándo se considera un Silencio Administrativo?

Un silencio administrativo se considera producido cuando, tras el transcurso de un plazo determinado, la autoridad administrativa no ha dado respuesta a la solicitud presentada. El artículo 47 de la Ley 39/2015 establece que el plazo máximo para que la autoridad responda a una solicitud es de un mes. Si, transcurrido ese plazo, la autoridad no ha dado respuesta a la petición, se considera que la respuesta es afirmativa.

¿Qué consecuencias tiene el Silencio Administrativo?

El silencio administrativo tiene dos consecuencias principales. En primer lugar, implica que la autoridad administrativa se considera vinculada por la respuesta que hubiera dado si hubiera contestado la petición. Esto significa que, si la respuesta hubiera sido negativa, esa negativa se considera como una aceptación tácita del contenido de la petición.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Consúltanos por chat, te respondemos
en menos de 10 segundos

Publicaciones Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Octavio Viera - Abogado

Estamos en redes sociales

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
abrir whatsapp
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?