Editar el contenido

¿Soy responsable por los daños en una vivienda alquilada?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

En España, el inquilino de una vivienda alquilada es responsable de los posibles daños causados en la vivienda, de acuerdo con el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

¿Qué dice el Real Decreto?

En el artículo 24 de la Ley de Arrendamientos Urbanos se establece que el inquilino responderá por los daños y perjuicios causados en la vivienda, aunque se hayan producido por un hecho de terceros, salvo que se demuestre que el inquilino no es el causante. Por lo tanto, el inquilino tiene la obligación de mantener la vivienda en buenas condiciones durante el periodo de alquiler. Además, el inquilino deberá abonar una indemnización al propietario por los daños causados en la vivienda, excepto en los casos de fuerza mayor.

¿Qué implica la responsabilidad?

La responsabilidad del inquilino cubre los daños causados al inmueble, los muebles, enseres y objetos contenidos en él, así como la destrucción, desaparición o deterioro de los mismos. En este sentido, el inquilino debe hacerse cargo de la reparación o sustitución de todos los objetos dañados durante el contrato de alquiler. Si el inquilino no se hace cargo de los daños ocupacionales, el propietario puede recurrir a una demanda judicial para recuperar los daños.

¿Qué pasa si el dueño no ha asegurado la vivienda?

De acuerdo con el artículo 22 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, el propietario debe asegurar la vivienda en caso de que el inquilino no lo haga. Sin embargo, si el propietario no ha asegurado la vivienda, el inquilino no está obligado a hacerse cargo de los daños ocasionados por terceros. Si el propietario no tiene un seguro de responsabilidad civil para cubrir los daños, el inquilino no tendrá ninguna responsabilidad por los daños ocasionados por terceros.

¿Qué sucede en caso de incumplimiento?

Si el inquilino incumple alguna de sus obligaciones, el propietario puede recurrir a una demanda judicial para recuperar los daños causados. El inquilino deberá hacerse cargo del importe de los daños y perjuicios causados, así como de los gastos y costas judiciales. Por otro lado, el propietario también puede ejercitar una acción de desahucio en caso de incumplimiento de las obligaciones del inquilino.

En definitiva, el inquilino es responsable de los daños ocasionados en una vivienda alquilada, salvo que se demuestre que el inquilino no es el causante. El propietario debe asegurar la vivienda para cubrir los daños ocasionados por terceros, y si el inquilino incumple alguna de sus obligaciones, el propietario puede recurrir a una demanda judicial para recuperar los daños.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Consúltanos por chat, te respondemos
en menos de 10 segundos

Publicaciones Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Octavio Viera - Abogado

Estamos en redes sociales

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
abrir whatsapp
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?